jueves, 27 de noviembre de 2014

Las cosas buenas del otoño.

Bienvenidos una vez más a mi humilde blog de repostería.

No sé si lo he comentado anteriormente pero el otoño es mi estación favorita. El por qué es dificil de explicar;  supongo que es un conjunto de cosas que se trasforman en sensaciones. Me encanta el olor a leña en la calle, ese aroma a tierra y humedad, como huelen las hojas secas, sus colores, los días de lluvia y... como no podía ser de otra manera, me encantan los productos otoñales.



El año pasado ya os traje recetas con castañas, calabaza, boniato y hasta panellets. La entrada de hoy es una receta que tiene como base el boniato, es una versión de la tarta de zanahoria, reconvertida en unos cupcakes caseros, dulces, pero sin llegar a tener ese sabor tan intenso a boniato que no gusta a mucha gente.







Ingredientes: (Para 12 Cupcakes)

  • Para el bizcocho:
    150g de azúcar moreno
    70g de azúcar blanquilla
    2 huevos 
    150g de aceite de oliva suave o girasol
    200g de harina
    2 cucharaditas de levadura
    180-200g de boniato rallado
    25g de coco rallado
    1 cucharadita de extracto de vainilla


  • Para el frosting y decoración:
    250g de queso mascarpone
    100g de azúcar glas
    1 cucharadita de vainilla
    Mermelada/ Confitura de boniato o calabaza.


Elaboración:

  • Para el bizcocho:
    Primero de todo precalentamos el horno a 180ºC  y preparamos la bandeja con las cápsulas que vayamos a usar.
    En la batidora mezclamos con la herramienta de pala o varilla el azúcar con el aceite, la vainilla y los huevos. Debe quedar una masa brillante y homogénea. 
    A continuación añadimos, poco a poco, la harina con la levadura (previamente tamizadas) una vez incorporada toda la harina agregamos el boniato y el coco y mezclamos hasta que queden bien repartidos por toda la masa. 
    Rellenamos 3/4 partes nuestras cápsulas con la masa, quitamos el exceso de aire que pueda tener golpeando la bandeja contra una superficie lisa, con un golpe seco. 
    Horneamos los cupcakes 25 minutos aproximadamente, o hasta que hayan subido, estén dorados y al pincharlos con un palillo este salga limpio. Una vez hechos los sacamos del horno y los dejamos en la bandeja unos 5 minutos, luego pasamos a enfriarlos sobre una rejilla.


  • Para el frosting y decoración:
    Batimos el queso mascarpone con el azúcar y la esencia de vainilla, lo mezclamos bien hasta que coja cuerpo.
    Luego decoramos nuestros cupcakes con una manga o una espátula dejando el centro hueco para poder poner una cucharadita de mermelada coronando cada pastelillo. 
    Podemos terminar de decorar nuestros cupcakes con algún adorno de fondant, azúcar u otros adornos comestibles.  




Como habéis visto es una receta muy sencilla y rápida, os aseguro que no os dejará indiferentes.
Animaos y probadla, merece la pena!


Un abrazo, nos vemos pronto!