sábado, 21 de mayo de 2016

Tarta Rústica de Pacanas y Sirope de Arce.

¡Muy buenas!

En un abrir y cerrar de ojos ha pasado un mes desde la última entrada de blog, si es que no me puedo despistar, que se me acumula la faena.  Este mes he estado entretenida con muchas tartas de cumpleaños, por eso me ha quedado poco tiempo para traeros recetas nuevas, pero ya estoy aquí. 


La verdad es que hoy traigo una receta que me apetecía muchísimo hacer. Mi tía me dio un litro de sirope de arce traído directamente de Canadá, y desde que lo tengo llevo queriendo utilizarlo para alguna receta, y me encabezoné con que debía combinarlo con nueces pecanas (pacanas)... así que  he pasado más de 15 días intentando comprarlas a un precio asequible, porque ¡Como se pasan en algunos establecimientos con los precios! 



Como veis me decanté por un pastel, aunque como utilicé un molde pequeño aproveché parte de la masa para hacer la versión en cupcake.  Que decir, la combinación de sabores es espectacular... Las nueces le dan un sabor muy característico al bizcocho y el jarabe de arce le da una jugosidad muy agradable. Y el swiss meringue buttercream, que ya es sedoso normalmente, se convierte en algo realmente delicioso.




Dicho esto, no me enrollo más y os dejo con la receta.


          Ingredientes: Para un molde profundo de 18cm de diámetro (unas 10 porciones).

  • Para el bizcocho: 
    120g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
    360g de azúcar blanquilla
    3 huevos L
    360g de harina.
    1 sobre de levadura (15g)
    1/4 cucharadita de sal
    350ml de leche
    50ml de sirope de arce
    100g de nueces pecanas troceadas
  • Para el buttercream de merengue suizo:
    5 claras
    280g de azúcar
    375g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
    5 cucharadas de sirope de arce
  • Para la decoración:
    Medias nueces pecanas
    Sirope de arce.


Elaboración:

  • Para el bizcocho: 
    Precalentar el horno a 175ºC, preparar el molde o moldes que vayamos a utilizar (yo forro con papel de horno la base y laterales).

    Batimos los huevos con aproximadamente la mitad del azúcar hasta que blanqueen y doblen su tamaño. Reservamos.

    Ahora pomamos la mantequilla con el resto del azúcar (con pala si tenemos), agregamos la mitad de la harina , la leche , el resto de la harina, la sal y la levadura (tamizadas).  Añadimos el sirope de arce, a continuación incorporamos suavemente los huevos que habíamos blanqueado (con la pala a velocidad baja)* y finalmente las pecanas troceadas, hasta que estén bien distribuidas por la masa.  La mezcla resultante es bastante ligera.

    Pasamos la masa al molde y horneamos durante aproximadamente 50 minutos, pueden ser más dependiendo del horno.  Lo ideal es que vayáis comprobándolo y cuando veáis que la masa ha subido del todo y que está dorado lo pinchéis con una brocheta, si esta sale limpia es que está hecho.

    Lo sacamos del horno y esperamos a que se temple el molde para desmoldarlo, luego lo pasamos a una rejilla y esperamos a que se enfríe por completo para poder cortarlo con una lira o cuchillo en 3 o 4 capas.

    *Puede ser que por la diferencia de densidades cuando incorporéis los huevos debáis ayudar a la batidora rebañando el fondo con una lengua, para  que no se quede la mantequilla adherida en el fondo.

  • Para el buttercream de merengue suizo: 
    En un bol refractario ponemos las claras con el azúcar y calentamos al baño maría, sin dejar de remover para que no se nos cuezan. Calentamos hasta que la mezcla alcance unos 60ºC, si no tenéis termómetro basta con que las claras estén calientes y el azúcar esté completamente disuelto.

    Pasamos la mezcla al bol de la batidora y con las varillas batimos a máxima potencia hasta obtener un merengue que haga picos (no hace falta que sean picos duros).

    Antes de agregar la mantequilla es importante asegurarse de que el merengue no esté caliente y haya perdido temperatura, ya que se nos puede convertir en sopa y habría que empezar desde el principio.  Así que una vez atemperado el merengue agregamos la mantequilla en dados, poco a poco hasta que esté toda incorporada.

    Veremos que la crema se corta, no os asustéis, es completamente normal. Seguid batiendo enérgicamente y veréis que a los pocos minutos obtenéis una crema homogénea, brillante y muy sedosa. Agregad entonces el sirope de arce y removed hasta integrarlo completamente.

  • Para rellenar cubrir y decorar: 
    Rellenaremos nuestro bizcocho con la crema de merengue suizo, montaremos las 3 o 4 capas que hayamos preparado.

    Con una espátula cubriremos la superficie y laterales de la tarta. Yo os aconsejo que le deis una primera capa de crema, (por si el bizcocho se desmiga y llena la crema de miguitas poco estéticas), refrigeréis unos minutos (20 por ejemplo) y luego le deis una segunda capa de buttercream.  Yo hice ambas capas muy finas, ya que pretendía obtener una tarta "rústica", pero podéis ser generosos con la cobertura.

    La decoración es a gusto del consumidor. Yo hice unos ribetes con la manga pastelera, bañé el centro con sirope y le puse medias nueces para rematar.



¡Y ahí  la tenéis! Lista para disfrutar y paladear... 




Estoy segura de que si la probáis os encantará esta tarta, y ya sabéis, si preferís cupcakes podéis hacerlos con la misma receta sin problemas, salen perfectos.




  


Espero poder publicar nueva receta sin que pase un mes, ya sabéis que si queréis ver todo lo que voy preparando, encargos y demás, podéis seguirme en la página de facebook.




Un saludo, disfrutad ¡Nos vemos pronto!