martes, 15 de marzo de 2016

Si os gusta la tarta de zanahoria . . . No os podéis perder estas galletas.

¡Buenas!

He estado las últimas semanas bastante liada. He tenido que terminar proyectos, viajar, hacer encargos para cumpleaños... pero el fin de semana pasado me apetecía (y mucho) cocinar algo para mi familia. 

La cosa es que el otro día encontré el primer libro de Sandra Mangas en Fnac a un precio muy, muy , tentador. Como era uno de mis pendientes aproveché para hacerme con él, y que decir, es super recomendable. Todas las recetas tienen una pinta estupenda, algunas ya las había hecho siguiendo su blog, pero desde que tengo el libro me he animado con unas croquetas de champiñones y con estas magnificas galletas que traigo hoy.



Desde que ojeé el libro me llamaron la atención ya que soy una gran aficionada de la tarta de zanahoría, y estas galletitas tienen un sabor muy parecido.  Yo he hecho algunos cambios en la receta, aunque la base es la misma.  

Dicho esto os dejo con la receta. ¡Os puedo asegurar que es un exitazo rotundo!  






Ingredientes: (para unas 15 galletas dobles normales/ 30 galletas dobles pequeñas)

  • Para la masa de las galletas:
    225g de mantequilla fría cortada en cubos.
    110g de azúcar moreno
    115g de azúcar blanquilla
    100g de zanahoria triturada (o rallada fina)
    330g de harina
    1 cucharadita de canela en polvo
    1/2 cucharadita de jengibre

  • Para el relleno:
    150g de queso crema
    100g de azúcar glas
    100g de mantequilla a temperatura ambiente.
    1/2 cucharadita de pasta de vainilla (o 1 cucharadita de esencia)

  • Para la decoración:
    Colorantes en polvo Naranja y verde
    Anís (tipo Anís del Mono o Marie Brizard)

Elaboración:
  • Para la masa de las galletas: 
    En un bol amplio mezclamos todos los ingredientes con las manos y trabajamos hasta tener una  masa compacta. 

    Dividimos la masa en dos partes y envolvemos cada parte en film transparente. Refrigeramos una hora aproximadamente. Este paso es importante ya que la masa es bastante maleable y difícil de manipular, si no está fría corremos el riesgo de que al manipular las galletas se deformen. 

    Una vez trascurrida la hora sacamos una parte de la masa y la estiramos entre dos papeles de horno, con la ayuda de un rodillo, hasta dejarla con un grosor aproximado de  medio centímetro. 

    Cortamos la masa con un corta pastas de la forma que más nos guste (en mi caso uno pequeño cuadrado con rizo) y las vamos depositando en una bandeja forrada con papel de horno.
    *Si tenemos dificultades para cortar las pastas, porque se nos pega el corta pastas a la masa, podemos humedecer el cortador con agua. Así no se pegará. 

    Precalentamos el horno a 180ºC. 

    Llevamos la bandeja con las galletas al congelador por 10-15 minutos. Esto evitará que se deformen durante el horneado. 

    Una vez frías las horneamos durante unos 12-15  minutos. y cuando estén hechas las dejamos enfriar sobre una rejilla. 

    Repetimos el proceso con la segunda parte de la masa que teníamos en la nevera. 



  • Para el relleno: 
    Batimos el azúcar con la mantequilla hasta obtener una crema pomada y untuosa, añadimos la vainilla e integramos. 

    Finalmente agregamos el queso crema y batimos hasta que coja un poco de aire para que gane consistencia.  

    Con una manga pastelera sin boquilla (o con boquilla redonda) vamos rellenando las galletas con un poquito de crema en el centro. Colocamos la otra galleta encima y presionamos ligeramente, sin que se nos salga el relleno. 


  • Para la decoración: 
    La decoración es totalmente opcional. En la receta original las zanahorias estaban hechas de mazapán. Las mías están pintadas con colorantes en polvo diluidos en unas gotas de anís.



Espero que os animéis a probarlas, en casa arrasaron con las 30 galletitas dobles mientras tomábamos café.  ¡Están de vicio!




¡¡Un abrazo y nos vemos pronto con nuevas recetas!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada