lunes, 18 de noviembre de 2013

Combinaciones de temporada que triunfan.

Pues sí, tras este fin de semana de frío y lluvia incesante debo reconocer que me encantan las tardes de manta. Quedarme en casa viendo una peli, tapadita con una manta mientras fuera diluvia, y sí, esas tardes también  son estupendas para encender el horno y jugar a las cocinitas. 


Y mi tarde de cocinitas dio como fruto otra receta con productos de temporada, una tarta de boniato y crema de castañas, suave, cremosa y duliciosa! 




Nunca había hecho crema de castañas, aunque si que la he comido muchas veces, esta es la primera vez que me animo a prepararla,  y debo decir que odio pelar castañas! 

Así que a continuación os pongo todas las recetas para que podáis hacer esta estupenda tarta. 




Ingredientes: Para una tarta de 12 cm (4-5 porciones)

  • Para la crema de castañas:
    400g de castañas
    400g de leche (o agua)
    250g de azúcar
    1 vaina de vainilla (o 1 cucharadita de esencia de vainilla)
  • Para el bizcocho de boniato:
    125g de azúcar moreno
    1 huevo L
    50g de aceite de oliva suave
    100g de harina
    1 cucharadita y 1/2 de levadura
    1 cucharadita de vainilla
    100g de puré de boniato.
  • Para la cobertura de crema y queso:
    180g de crema de castañas
    75g de queso crema, tipo Philadelphia.


Elaboración:
  • Para la crema de castañas:
    Para elaborar la crema debemos empezar haciendo un corte a cada una de las castañas (el corte debe ser superficial, sin llegar a cortar la castaña, solo las pieles). Una vez listas las colocamos en un cazo con agua y lo llevamos a ebullición, debemos cocer unos 7 minutos. 
    Una vez pasado ese tiempo procedemos a (con cuidado de no quemarnos) pelar las castañas, retirando la piel exterior y la fina interior.
    Volvemos a cocer las castañas peladas unos 5 minutos más y luego las escurrimos.
    En un cazo ponemos la leche con la vaina de vainilla abierta hasta que infusione, luego la dejamos templar, retiramos la vaina y pasamos la leche y las castañas a un recipiente apto para batir con la batidora de brazo (podemos hacerlo con una batidora americana sí tenemos, será mucho más limpio y rápido). Si usamos esencia de vainilla podemos saltarnos el paso de infusionar y directamente pasamos la leche, las castañas y la esencia a la batidora.  La mezcla resultante debe ser una crema suave y fina. 
    Ahora pasamos la crema por el pasa-puré o chino, para evitar algún grumito o pedacito de castaña sin triturar. Colocamos la mezcla en un cazo e incorporamos el azúcar, cocemos a fuego bajo. Hay que remover de manera constante la mezcla hasta que espese (unos 20 minutos). Sabremos que está hecha cuando al meter una cuchara y darle la vuelta la crema no se despegue.  
    NOTA: Durante la cocción de la crema tened cuidado, porque mientras espesa la crema suele salpicar por la ebullición y os puede hacer un fastidio. 

  • Para el bizcocho de boniato: 
    Precalentamos el horno a 160º y preparamos el molde que vayamos a utilizar. 
    En la batidora mezclamos el azúcar, con el huevo y el aceite hasta que espumee. Agregamos la vainilla y luego poco a poco la harina con la levadura (previamente tamizadas). Cuando tengamos una mezcla homogénea incorporamos el puré de boniato y mezclamos hasta que se distribuya bien por la masa. 
    Pasamos la masa al molde y horneamos unos 30-35 minutos, o hasta que el bizcocho esté ligeramente dorado y al pincharlo con un palillo este salga limpio.
    Sacamos del horno, dejamos enfriar en el molde 10 minutos y luego pasamos a una rejilla hasta que se enfríe por completo. 

  • Rellenar el bizcocho:
    Una vez frío, cortamos nuestro bizcocho en dos discos iguales, del mismo grosor.
    Con aproximadamente 200g de crema de castaña rellenamos nuestro bizcocho y lo montamos.

  • Para la cobertura de crema y queso:
    En la batidora mezclaremos la crema de castañas con el queso crema hasta que esté todo integrado y sin grumos.
    Con una manga pastelera cubrimos nuestra tarta y la decoramos como más nos guste.  En mi caso con unas castañas cocidas troceadas, cacao en polvo y un poco de coco rallado.


Y eso es todo. Es una receta laboriosa, sobretodo por la crema de castañas, pero merece mucho la pena y la crema de castañas la podéis usar para un montón de cosas, está de muerte!





Un abrazo y hasta la próxima entrada!^^

martes, 5 de noviembre de 2013

Tarta de clabaza, quiche a mi estilo.


En la entrada de hoy seguimos con la temática otoñal y las recetas de temporada. Como bien os prometí me planteé hacer varias recetas con calabaza, hace un par de semanas os traje los cupcakes, y hoy os traigo una tarta salada de clabaza.   



Aunque no estéis acostumbrados a ver en el blog recetas saldas, soy muy amante de la cocina en general y, disfruto muchísimo haciendo entrantes, tartas saladas, quiches y otras muchas recetas.  Por eso me he propuesto, como mínimo mensualmente, incorporar recetas saladas al blog que creo os pueden gustar mucho.

Dicho esto os dejo la receta de esta quiche de calabaza que espero disfrutéis ya que es muy fácil de hacer. 







Ingredientes: Para una tarta de 6 porciones.
  • Para la masa quebrada: (Podéis comprarla hecha o hacerla con esta sencilla receta)
    150g de harina
    75g de mantequilla
    1 yema de huevo L
    1 cucharada de agua fría
    Sal al gusto
  • Para el relleno de la tarta:
    275g de puré de calabaza
    1 cebolla mediana
    4 huevos L
    80ml de nata para cocinar
    Una pizca de nuez moscada
    Una pizca de pimienta
    Sal al gusto 
    100g de queso semicurado rallado
    12 taquitos del mismo queso
    1 puñado de piñones
    Romero



Elaboración:
  • Para la masa quebrada:
    En un bol mezclamos la harina con la mantequilla a temperatura ambiente, debemos trabajar la mezcla hasta que no queden trozos de mantequilla y tenga un aspecto de migas.
    En un cuenco pequeño mezclamos el huevo con el agua y la sal, una vez diluido lo agregamos a la mezcla anterior.
    Amasamos hasta obtener una masa compacta,  uniforme y homogénea. Hacemos una bola y la envolvemos con papel film transparente de cocina, la reservamos en la nevera una 1/2 hora. 
    Una vez haya pasado el tiempo de refrigeración sacamos la masa de la nevera. 
    Es el momento de precalentar el horno a 180ºC y enmantequillar y enharinar la tartera que vayamos a utilizar.
    Ahora amasamos la masa para atemperarla y que sea manipulable. Sobre una superficie enharinada extendemos la masa quebrada con un rodillo y forramos nuestra tartera con ella. 
    Para evitar que a la pasta le salgan burbujas de aire durante el horneado, con un palillo o un tenedor, pincharemos la base de la tarta varias veces. Pondremos un papel sulfurizado de horno encima de la masa y unos pesos de horneado, que pueden ser legumbres secas perfectamente, como garbanzos.
    Horneamos en el centro del horno unos 20 minutos, hasta que esté ligeramente dorada y no se vea cruda. Una vez fuera del horno retiraremos los pesos de horneado y el papel de horno.

  • Para el relleno de la tarta:
    Mientras se hornea la base de nuestra tarta prepararemos el relleno. 
    Para esto lo primero que debemos hacer es pelar y cortar fina la cebolla , luego sofreírla.
    En un cuenco grande batiremos los huevos con la nata, añadimos la nuez moscada, la pimienta y la sal, también el puré de calabaza bien escurrido. 
    Cuando la cebolla esté sofrita le quitamos el exceso de aceite, dejamos templar y la agregamos al cuenco con los ingredientes anteriores. El ultimo ingrediente a incorporar es el queso rallado, así que una vez lo incorporemos mezclamos bien todos los ingredientes. 
    Pasamos la mezcla del relleno a la tartera, la distribuimos bien por toda la base y alisamos la superficie.
    Para finalizar colocamos los taquitos de queso sobre el relleno (presionando un poco para que se hundan ligeramente), los piñones y espolvoreamos el romero. 
    Horneamos a la misma temperatura (180ºC) durante 20-25 minutos, que veamos cuajado el relleno y el queso esté dorado. 


Y ya nos la podemos comer!

Es una receta muy resultona y se pueden cambiar los ingredientes básicos, como la calabaza, por otros como calabacín, espinacas, jamón o bacon, etc...

La masa quebrada se puede hacer y conservar herméticamente unos tres días en la nevera, cuando queramos utilizarla deberemos sacarla una horita antes del frigorífico, para que pierda frío, y entonces trabajarla.



Espero que os haya gustado esta entrada, un fuerte abrazo!!


jueves, 31 de octubre de 2013

La Castañada ya está aquí!

Muy buenas a todos y todas, los que me seguís en facebook ya sabréis que yo este año no voy a hacer nada relacionado con Halloween ya que en mi tierra, como en otras zonas del país, tenemos celebraciones tradicionales para la noche del 31 de octubre. En Cataluña se celebra la "castanyada" en otros sitios tiene otro nombre, aunque es la misma celebración. 

Para los que no sepáis en que consiste la Castañada os diré que en la antigüedad era similar al Samhain de origen celta, que es de donde nace Halloween. Originariamente todas estas celebraciones, de origen pre-cristiano, simbolizaban el fin de la temporada de cosechas y la entrada en el invierno; con ellas se agradecía a los dioses la cosecha recolectada y se pedía que la venidera fuese igualmente buena y sana.  Todas estas fiestas se organizaban a nivel de comunidad y tenían una simbología mística, relacionada con el plano de los espíritus y la magia.   



Actualmente la castañada es solo un dibujo de lo que fue, ha evolucionado con la sociedad, pero sigue siendo una fiesta familiar y de reunión. En España la castaña fue durante siglos uno de los alimentos más consumidos, que constituía una gran fuente de nutrientes. En recuerdo a esa tradición ancestral en muchas zonas seguimos celebrando la castañada o magosto: Nos reunimos, asamos castañas y boniatos y hacemos panellets (conocidos como piñonates o mazapanes de piñones en otras zonas).  


Es la receta de estos dulces típicos de temporada la que os traigo hoy. Los tradicionales y más famosos son de piñones pero en la actualidad se comen de infinidad de tipos, yo os traigo unos cuantos y espero que os gusten tanto como a  mi. Esta receta es familiar, es la que me enseñó mi madre y la que mi abuela le enseñó a ella, existen múltiples variantes para los panellets, esta es la mía. 







Ingredientes: Para 38-40 panellets
  • Para el mazapán: 
    500g de almendra molida
    350g de azucar
    3 claras de huevo (las yemas las usamos más adelante)
A partir de aquí las cantidades dependerán del numero de panellets de cada tipo que queráis hacer, yo os doy aproximadamente las mías. 
  • Para los panellets de piñones: (10-12 unidades)
    Yema de huevo
    150g aproximadamente de piñones.
  • Para los de almendra: (5 unidades)
    Yema de huevo
    Almendra picada o crocant.
  • Para los panellets de coco: (5 unidades)
    Yema de huevo
    5 cucharadas de coco rallado
  • Para los panellets de limón: (5 unidades)
    1 cucharadita de ralladura de limón.
    Azúcar blanquilla para espolvorear
  • Para los de vainilla y chocolate: (5 unidades)
    1/2 cucharadita de esencia de vainilla
    Chocolate negro de repostería
    Cacao en polvo para espolvorear
  • Para los de membrillo (5 unidades)
    50 gr de membrillo
    Azúcar glas para espolvorear
  • Para los de fresa: (5 unidades)
    1/2 cucharadita de extracto de fresa
    Azúcar glas para espolvorear
  • Para barnizar los panellets
    Necesitaremos las yemas restantes para pintar los panellets de piñones y almendras, el resto no es necesario barnizarlos si no queremos.



Elaboración:
  • Para el mazapán:
    Mezclamos la almendra con el azúcar y las claras hasta obtener una pasta homogénea y con la que se pueda trabajar, la almendra debe soltar aceite para ligar la masa. 

  • Para los panellets variados:
    Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos las bandejas con papel sulfurizado.

    Distribuimos la masa en la proporción que queramos, dependiendo las unidades de cada tipo que vayamos a hacer. 

    -Los de piñones: Les damos forma redondeada a la masa y la pintamos con yema, recubrimos la superficie con piñones (puede no ser una tarea fácil, pero insistir que merece la pena!)
    Barnizamos, con un pincel, con la yema y los ponemos en la bandeja de horno.

    -Los de Almendra: El mismo proceso pero con almendra en vez de piñones. podemos dar la forma que queramos.

    -Los de coco: Agregamos 2 cucharadas de coco a la masa, damos forma, pintamos con la yema y rebozamos en coco.

    -Los de limón: Agregamos la ralladura a la masa, damos forma y rebozamos en azúcar blanquilla.

    -Los de vainilla y chocolate: Agregamos la esencia a la masa y damos forma. El chocolate podemos agregarlo en el interior del panellet, rellenandolo, o bien  hornear el panellet y luego bañarlo en chocolate deshecho. (En mi caso yo les di forma de flor, hice un agujero en el centro y les puse chocolate fundido y una vez horneados les espolvoreé el cacao).

    -Los de Membrillo: Les damos la forma que queramos, lo ideal es que podamos rellenarlos o hacerles un orificio donde poder colocar el trocito de membrillo. Una vez horneados los espolvoreamos con azúcar glas.

    -Los de fresa: Agregamos la esencia (podemos agregar una gotita de colorante rosa), damos forma  y espolvoreamos con azúcar glas antes de hornear.

  • Horneado:
    Los panellets se hornean unos 10-15 minutos a lo sumo, lo ideal es estar al loro y cuando se doren ligeramente sacarlos del horno. 




Y eso es todo! Yo os doy ideas de variaciones que podéis hacer, lo más fácil es hacer de un tipo o dos, pero las combinaciones son casi infinitas. 

A ver si os animáis y me decís si os han gustado.




Feliz puente a todos y acordaos de valorar las tradiciones que son vuestras, de vuestra zona,  las modas están bien, pero no debemos olvidar quienes somos^^


Un abrazo enorme!


viernes, 25 de octubre de 2013

Un otoño que no llega.


No sé como estará el tiempo en el resto de comunidades, pero aquí en Cataluña el tiempo está raro, raro... Llevamos días registrando temperaturas de 25ºC y estamos a finales de octubre! Este año celebramos la "castanyada" en la playa amigos!  

Con lo que a mi me gusta el otoño y el olor a leña en la calle, ver al vendedor de castañas frente al fuego y tener ganas de acercarte para quitarte el frió, llegar a casa y notar la calefacción, taparme por las noches con mi nórdico... me gusta hasta tener la nariz fría!  Y este año se nos hace de rogar el otoño, que despropósito!


Pues nada, con las primeras calabazas que da el huerto de mi padre me he propuesto hacer varias recetas, hoy os traigo la primera, unos cupcakes de calabaza que están de vicio.








Ingredientes: Para 12 cupcakes
  • Para la masa:
    125g de azúcar moreno
    125g de azúcar blanquilla
    2 huevos L
    100g de aceite de oliva suave
    200g de harina
    2 cucharaditas de levadura
    1 cucharadita y 1/2 de canela
    180-200g de puré de calabaza

  • Para el frosting:
    300g de queso crema
    150g de mantequilla pomada
    200g de azúcar glas
    1 cucharada de jarabe de arce
    canela para espolvorear 




Elaboración:
  • Para la masa:
    Precalentar el horno a 160ºC y preparar la bandeja con las cápsulas que vayamos a utilizar.
    Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen, seguidamente agregar el aceite poco a poco. Incorporar la harina con la levadura y la canela (previamente tamizadas). Finalmente añadir el puré de calabaza hasta que esté se suelte y esté plenamente integrado.
    Rellenar las cápsulas 3/4 de su capacidad y hornear unos 20 minutos, aproximadamente, o hasta que estén dorados y al pincharlos en el centro con un palillo este salga limpio.
    Dejar enfriar 10 minutos en la bandeja y luego pasarlos a una rejilla hasta que se enfríen por completo. 

  • Para el frosting:
    Batir la mantequilla con el azúcar glas hasta que obtener una mezcla pomada y homogenea, luego agregar el queso crema poco a poco y el jarabe de arce, batir hasta que no queden grumos y tengamos una crema firme.
    Para finalizar espolvoreamos los cupcakes con canela (también podemos espolvorear con un poco de jengibre en polvo), podemos dejarlos así o decorarlos con adornos de fondant o cualquier otra cosa que nos guste.




Espero que los probéis en casa y los disfrutéis, están buenísimos, pasan a ser de mis favoritos por su cremosidad y... su sabor tradicional a otoño!




Con esta receta participo en la 2ª Edición del concurso de cocina de Tiendeo de "Recetas de Temporada"  http://www.tiendeo.com/Barcelona


Pues con lo más otoñal que he disfrutado este año, hasta la fecha, me despido hasta la próxima entrada! 


Un abrazooo!

viernes, 4 de octubre de 2013

Una combinación especial.

Los cupcakes que os traigo hoy no gustarán a todo el mundo, pero si os gustan los ingredientes, no solo os gustarán, os encantarán!




Esta receta la vi hace unas semanas en Sweet Mania, la receta original es de Peggy Porschen y desde que la vi necesité hacerla ya que la combinación de ingredientes me pareció muy interesante, la verdad.

Yo he hecho algunas adaptaciones a la receta y espero que a vosotros os guste y si hay algo que no os gusta hagáis adaptaciones, de la adaptación, de la adaptación de la receta de Peggy Porschen jajaja


Ingredientes: Para 12 cupcakes.
  • Para la masa: 75g mantequilla a temperatura ambiente
    100g azúcar moreno
    2 huevos
    1 yogur
    1 cucharadita de esencia de vainilla
    140g harina
    1 cucharadita de levadura
    1/2 cucharadita de bicarbonato
    75g de nueces troceadas
    100g de dátiles deshuesados y troceados

  • Para el relleno: 
    125g aproximadamente de dulce de leche.
  • Para el frosting:100g mantequilla a temperatura ambiente
    100g azúcar glas
    200g queso crema
    60g dulce de leche


Elaboración:
  • Para la masa:
    Precalentar el horno a 160ºC y preparar la bandeja con las cápsulas que vayamos a utilizar.
    Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla pomada homogénea, incorporar los huevos a la mezcla uno a uno. Añadir el yogur y la vainilla. 
    Agregar poco a poco la harina con la levadura y el bicarbonato (previamente tamizados), mezclar hasta tener una masa sin grumos y uniforme. 
    Añadir por último las nueces y los dátiles hasta que estén bien distribuidos.
    Rellenar las cápsulas 3/4 de su capacidad y hornear entre 20-25 minutos los cupcakes, o hasta que estén dorados y al pincharlos con un palillo este salga limpio.
  • Rellenar los cupcakes:
    Una vez fríos, con la ayuda de un cuchillo vaciamos la parte superior del cupcake creando una pequeña oquedad no muy profunda, suficiente para colocar una cucharada de dulce de leche en cada cupcake sin que este se derrame. Es como crear un pequeño "cuenco" en cada magdalena.
  • Para el frosting:
    Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté plenamente incorporado, luego añadimos el queso,  poco a poco a baja potencia hasta que se integre con los otros ingredientes pero sin pasarnos o se nos quedará líquido. Una vez tengamos una mezcla homogénea incorporamos el dulce de leche y mezclamos bien.
  • Decorar: 
    Con la ayuda de una espátula o una manga pastelera decoramos nuestros cupcakes con el frosting. Podemos decorar también con un adorno en fondant, sprinkles, o frutos secos y dátiles.



Si no os gustan los dátiles podéis cambiarlos por pasas, orejones o simplemente quitarlos y añadir más nueces.  

A mi personalmente me encantaron, cierto es que los dátiles me chiflan.


Un abrazo, nos vemos en la próxima entrada!

domingo, 22 de septiembre de 2013

El placer de dos tartas de queso en una.

Pues si, hace un par de semanas fui a recoger moras y lo primero que se me ocurrió fue hacer tartitas individuales de queso con cobertura de mora. Como al final la receta era para llevar de postre a casa de mi padre decidí hacer una única tarta.




Soy una gran fan de las tartas de queso, más de las tartas frescas sin horno que de las horneadas, pero vamos que soy incapaz de decirle que no a cualquiera de ellas. Me da igual si es una tarta de queso vulgar y corriente, una cheesecake NY, una tarta de queso crema, de requesón, quesada... Todas me gustan!

Así pues me decidí a improvisar esta tarta que fusiona ambos tipos de tartas, la horneada y la de queso crema, una combinación de texturas estupenda! Y un sabor dulicioso!



Ingredientes (para un molde de 22cm profundo)
  • Para la base:
    200g de galletas (tipo maría o digestive)
    100g de mantequilla pomada.
  • Para la capa de tarta horneada:
    300g de queso crema
    2 huevos L
    100g azúcar
    1/2 cucharadita de vainilla
  • Para la capa de queso crema:
    60ml de zumo de limón
    3 láminas de gelatina
    300g de queso crema
    200g de azúcar
    200ml de nata para montar.

Elaboración: 
  • Preparar el molde: 
    Cubrir las paredes del molde con papel de horno antiadherente, intentando que no queden arrugas ni pliegues.
  • Para la base:
    Triturar las galletas metiendolas en una bolsa y pasando un rodillo por encima.
    Mezclar las galletas con la mantequilla y distribuirla por la base del molde creando una capa de galleta en el fondo.
  • Para la capa de tarta horneada:
    Precalentar el horno a 180ºC.
    En la batidora con la varilla batir los huevos con el azúcar y la vainilla hasta que monten. Luego añadir el queso poco a poco a los huevos y cuando esté todo integrado pasarlo al molde vertiendo la masa sobre la capa de galleta.
    Hornear 15-20 minutos, hasta que la superficie parezca cuajada, firme y elástica y este ligeramente dorada. Al pincharla con un palillo este deberá salir limpio.
    Dejamos enfriar por completo.
  • Para la capa de queso crema:
    Hidratamos la gelatina, calentamos el zumo de limón y agregamos la gelatina, removemos hasta que se disuelva por completo. Dejamos templar un poco.
    Montamos la nata en la batidora, hasta que esté bien montada, reservamos.
    Mezclamos el queso con el azúcar y el zumo de limón con la gelatina, cuando esté todo bien integrado añadimos la nata y la incorporamos con una espátula (o con la herramienta de pala de la batidora a velocidad muy baja) dando movimientos envolventes, la mezcla debe quedar con cuerpo y sin que la nata se desmonte.
    Pasamos la crema de queso y nata al molde, sobre la capa de tarta horneada ya fría. Alisamos la superficie con una espátula.
  • Decoración y refrigeración.
    Decoramos con la mermelada de moras u otra mermelada.
    Si la mermelada o confitura es muy líquida podemos espesarla con gelatina.
    Refrigerar la tarta 4-6 horas, aunque yo recomiendo toda la noche.
    Decorar con moras u otras frutas que os gusten.


Lista para comer! 
Puedo asegurar que os va a encantar^^
Disfrutadla, vengo pronto con otra receta!


Un abrazo!!

lunes, 26 de agosto de 2013

¡¡Ganador del sorteo de los 1000 seguidores!!

Por fin ha llegado el momento de anunciar el ganador o ganadora del sorteo de los 1000 seguidores! Señores y señoras felicitemos al agraciado....(Redoble de tambor)
...!
...!!
...!!!

Y la ganadora es  Leticia Morte!!


"Leticia Morte30/07/13 21:26


Hola,te acabo de conocer por el sorteo y me quedo. Me gusta mucho el Kinder Cupcake, me encantaaaann!!. Me llamo Leticia Morte y mi correo es morteleticia@gmail.com . Enhorabuena por todos los seguidores.
Un abrazo."






Muchas felicidades!! procedo a enviarte un correo electrónico para que me facilites tus datos personales y que puedan hacerte la entrega del lote de regalos^^



Espero poder celebrar con todos vosotros muchos más sorteos, y espero que la próxima vez se apunte mucha más gente, que esta vez habéis sido muy poquitos!



Mañana intentaré publicar una entrada rica con paso a paso, de esos que os gustan tanto!



Un saludo y gracias a todos por participar en el sorteo!!

jueves, 22 de agosto de 2013

Una semanita de desconexión total y la locura de las frambuesas.

La verdad que esta última semana he estado por todo menos por el blog, pendoneo veraniego que se llama, y no es por falta de ideas... más bien por vagancia pura y dura!

He tardado en traeros una nueva receta, lo sé, pero merecerá la pena, eso os lo puedo asegurar! La semana pasada hice una estupenda tarta de bizcocho victoria y frambuesas, espectacular, fresca e intensa. 


La realidad es que pretendía ser de moras... pero me fue imposible encontrar un super donde las vendiesen, así que terminé comprando frambuesas, pero no me contenté con comprar una caja. No, yo que soy previsora... compré 3. Total, que me presenté en casa con casi 400 gramos de frambuesas. 

la realidad es que la tarta que hice apenas llevaba unos 200g de frambuesas y diréis... ¿y el resto? Pues el resto se convirtieron en: vasitos de mascarpone (que también compré de más) y frambuesa, vinagre de frambuesa, batido de frambuesa... si,si para todo eso dio!


 Me dió incluso para hacer dos variedades de vasitos, unos  de mascarpone mermelada y galleta...


...y otros de base de galleta, mascarpone, mermelada, mascarpone con frambuesa y chocolate blanco.


Bueno, ahora vamos con la receta!

Ingredientes para 8 porciones: (molde 18cm diámetro)
  • Para el bizcocho:
    175g de mantequilla a temperatura ambiente
    175g azúcar
    3 huevos grandes
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    175g harina
    1 cucharada de levadura.
    2 cucharadas de leche

  • Para el relleno:
    250g de mascarpone
    3 cucharadas de azúcar glas
    125g de frambuesas.

  • Para la cobertura:
    200gr de mascarpone
    100gr azúcar glass
    100gr mantequilla a temperatura ambiente

  • Para la decoración:
    mermelada de frambuesa
    frambuesas


Elaboración:
  • Para el bizcocho: 
    Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos el molde o moldes que vayamos a utilizar.
    Mezclamos la mantequilla pomada con el azúcar hasta obtener una mezcla suave, agregamos uno a uno los huevos hasta integrarlos a la mezcla anterior.
    Lo que hace más característico al bizcocho victoria es su suave textura y su sabor intenso a mantequilla, para asegurarnos de obtener la textura deseada hay que agregar la harina con la levadura (tamizadas) delicadamente, para ello deberemos contar con una batidora con pala o bien incorporarla con una espátula realizando movimientos envolventes. Si lo hacemos con batidora la velocidad debe ser muy moderada.
    Cuando tengamos la harina incorporada añadiremos la leche junto con la vainilla y seguiremos mezclando. 
    La masa resultante debe ser cremosa y sin grumos.
    Pasaremos la mezcla al molde o moldes y alisaremos la superficie; horneamos unos 35-40 minutos o hasta que la superficie esté ligeramente dorada y al pincharla con un palillo este salga limpio
    Dejamos enfriar unos minutos en el molde y luego pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo. 
    Si es necesario cortamos el bizcocho o bizcochos para hacer varios pisos. En concreto el mio tenia 3.

  • Para el relleno:
    Con la pala de la batidora o a mano mezclamos el mascarpone con el azúcar y las frambuesas ligeramente troceadas, hasta que los ingredientes estén bien combinados y la crema haya adquirido un color rosáceo.
    Rellenamos y montamos nuestra tarta, dejamos reposar en la nevera.

  • Para la cobertura de mascarpone: 
    mezclamos la mantequilla con el azúcar glass hasta tener una mezcla pomada y luego agregamos el queso y mezclamos hasta tener una crema homogénea. 
    Recubriremos la tarta con la ayuda de una espátula, reservando una parte de la crema para decorar si así queremos.

  • Para la decoración: 
    Cubrimos la superficie de la tarta con mermelada de frambuesa, decoramos el borde de la tarta con una manga pastelera y la crema que habíamos reservado y finalmente la coronamos con unas cuantas frambuesas.
Y voilà! ahí tenéis la tarta! 


La foto del corte es malí sima, pero no pude hacer otra mejor :(


Yo, que me encantan las tartas con toque rústico, guardé la barriga del bizcocho y la reservé para que fuera el piso superior de la tarta y así sobresaliese de la decoración, como si de una cesta se tratase.


Espero que os haya gustado y la probéis en casa! 


Un abrazo!

P.D:  Acordaos quedan 4 días para que termine el SORTEO


lunes, 29 de julio de 2013

Un montón de cerezas que se convirtieron en muffins.

La semana pasada me trajeron un montón de cerezas y fue verlas y pensar "Algo tengo que hacer con ellas": Mermelada! Muy típico... clafoutis! Al parecer todas las blogueras se pusieron de acuerdo para publicar esa receta la semana pasada... Así que me dije: "Otra receta de muffins una con un sabor distinto a la primera que hice"  


Y con lo que tenía por casa salieron unos fantásticos muffins de cereza y crema de mazapán, y vaya si estaban buenos! la combinación es espectacular y la textura maravillosa. Esponjosa, cremosa, con el toque ácido de las cerezas y el chispazo del licor de mazapán... una delicia!




Diréis "pero... ¿el licor de mazapán donde se compra?" bueno, ciertamente no es una cosa que podáis encontrar en todos los supers, si quizás en algunas bodegas o  grandes supermercados, pero si no encontráis... Que no cunda el pánico!  Cualquier licor en crema tipo Baileys o Melody (licor de crema irlandesa, crema, crema catalana,,etc) dará un resultado igualmente bueno, así que no os preocupéis!

Pues dicho todo lo anterior ¡Vamos con la receta!


Ingredientes: Para 6 muffins.
  • Para los muffins:
    70gr aceite de oliva suave o girasol
    110g azúcar
    80g cerezas troceadas 
    1 huevo
    135g harina
    1 cucharadita de levadura
    80 ml de licor/crema de mazapán (u otro licor en crema)

  • Para la cobertura:
    6 cerezas con rabo
    2 cucharadadas del licor usado anteriormente
    Azucar glas tamizada (Yo lo hice a ojo hasta obtener la consistencia deseada, la cantidad de azúcar dependerá de la densidad del licor)

Elaboración:
  • Para los muffins:
    Precalentar el horno a 160ºC y preparar la bandeja con las cápsulas de horneado. 
    Batir el huevo con el azúcar hasta que espumé. Añadir poco a poco el aceite hasta que esté integrado, luego incorporar la mitad de la harina con la levadura (tamizadas), agregar la crema de licor, el resto de harina hasta que la mezcla esté homogénea y finalmente las cerezas troceadas.  
    Rellenar las cápsulas con la masa y hornear aproximadamente unos 25 minutos o hasta que estén ligeramente dorados y al pincharlos con un palillo este salga limpio.  
    Cuando estén listas las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una reja.

  • Para la cobertura:
    En un cuenco ponemos las dos cucharadas de crema de licor, poco a poco iremos añadiendo azúcar glas tamizado e integrándolo para que no queden grumos. 
    Añadiremos azúcar hasta que obtengamos el espesor deseado, pensad que no debe quedar muy líquido ni tampoco muy compacto. 
    Finalmente colocar una cereza sobre cada muffin y dejar secar el glaseado.



¿Fácil verdad? Os recomiendo que no os la perdáis merece la pena y es una receta muy sencilla.



Un abrazo y recordad que estamos de SORTEO!

jueves, 25 de julio de 2013

Sorteo 1000 seguidores!

Pues sí, por fin tengo todo listo! Ya puedo publicar las bases del sorteo y mostraros los regalos.

Tenía muchas ganas de que llegásemos a ser 1000 seguidores en facebook, quisiera que el blog tuviese algún seguidor más pero sé que es mucho más difícil.

Así pues, este sorteo es para agradeceros todo vuestro apoyo en este proyecto que inicié hace poco más de un año con mucha ilusión y que poco a poco  ha ido creciendo.

Gracias por compartir vuestro tiempo y afición con Duliciosamente^^

Y ahora vamos a lo que realmente interesa!

Los premios del sorteo:



  • Una bandeja con diseño "Homemade with love" de Mickey Mouse.
  • Un juego de 2 latas también de "Homemade with love" de Disney.
  • Una caja metálica para guardar galletas, muffins, etc. con dibujos reposteros.
  • Cápsulas para horneado con diseño de piratas de la marca House Marie.
  • Minicápsulas para horneado con rayas de colores de la marca Wilton.
  • 5 paquetes de fondant (100g/u) de colores: negro, blanco, turquesa, rosa y rojo.
  • Un cake tester con motivo de cupcake. 
  • Un molde para hacer cucharillas de chocolate.
  • Un molde para  hacer bombones con forma de flor.
  • Un camino de mesa con motivos de cupcakes.
  • Un set de cucharillas medidoras de color morado.
  • Una varilla de silicona color turquesa.
  • Un paquete de servilletas con diseño de tarta.
  • Un stand de cristal para tartas.
  • Un stand para tartas o cupcakes de cartón con motivos reversibles (rayas o flores).


Las bases del sorteo:

Pues las bases son sencillas pero debéis realizar todos los pasos expuestos para que vuestra participación sea válida.
No voy a pedir que os hagáis seguidores del blog o de la página, ni que compartáis el sorteo en vuestros muros ya que me gustaría que eso lo hicieseis porqué queréis realmente compartir esta afición conmigo y no por una mera obligación.
  • Escribir un comentario en esta entrada en el que haya un nombre de participante por el que poder reconoceros en la lista final. 
  • En el comentario dejar un correo electrónico de contacto, por si resultaseis premiados. 
  • Para participar lo que si os voy a pedir es que en el comentario me digáis cual es vuestra entrada favorita del blog. 
Esos son los tres pasos. 

El sorteo comienza hoy día 25 de julio y finalizará el 25 de agosto a las 24h, en ese momento se cerrarán las inscripciones.  
El ganador se determinará el día 26 de agosto mediante la página random.org y será anunciado a través de facebook, blog y correo electrónico.  El premiado tendrá un máximo de 3 días para responder al correo electrónico que le mande, si no volveré a realizar el sorteo.

El sorteo queda limitado al territorio español por cuestiones económicas.




Y eso es todo! Espero que os guste el sorteo y mucha suerte para todos y todas!


lunes, 22 de julio de 2013

Mousse de Chocolate Blanco con Dulce de Leche

Este ha sido un fin de semana bastante estresante! Tuve que hacer dos tartas y asistir a tres cumpleaños... la cocina y el calor no son buenos compañeros, de eso no me cabe duda. 

La tarta que os traigo es la que le hice a mi abuelo para su cumpleaños, con tanto calor la verdad que nos apetecía algo fresquito y esta tarta fue todo un éxito! 


Ciertamente es una tarta sencilla, cremosa y muy versátil! cambiando un par de ingredientes se pueden hacer infinidad de combinaciones.

Aquí va mi adaptación de la receta, la saqué de Mercado Calabajío un blog estupendo con infinidad de recetas estupendas de todo tipo, os lo recomiendo!






Ingredientes (para un molde desmoldable de 20cm// 10 porciones)
  • Para la base de bizcocho: 
    2 huevos L
    80g de azúcar
    30g de almendra molida
    30g de harina

  • Para la mousse:
    400ml de nata para montar
    200ml de leche
    4 yemas de huevo L
    40gr de azúcar
    1/2 cucharadita de vainilla.
    5 hojas de gelatina
    200gr de chocolate blanco de buena calidad. 

  • Para la cobertura de la base y la decoración: 
    Dulce de leche


Elaboración:
  • Para el bizcocho:
    Precalentar el horno a 180ºC y preparar el molde que vayamos a usar untándolo con mantequilla para después enharinarlo.

    Montar los huevos con el azúcar, cuando hayan doblado su tamaño añadir la harina y la almendra tamizada poco a poco hasta que se integre por completo.

    Pasar la mezcla al molde y hornear unos 15 minutos, hasta que esté doradito y al pincharlo con un palillo este salga limpio. 

    Veréis que el grosor del bizcocho es ideal para la base, si os saliesen bollos o barrigas en la superficie alisáis con un cuchillo y listo, aunque en mi caso salió lisisimo y perfecto!

  • Para la mousse: 
    Primero de todo hidratamos la gelatina en agua un par de minutos y luego la ponemos a escurrir.
    En un cazo ponemos la leche a calentar hasta que casi hierva. Mientras montamos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.

    Sin dejar de batir las yemas agregaremos a hilos la leche caliente, muy despacio para que no se formen grumos de yema cuajada. Ahora es el momento de añadir la esencia de vainilla.

    Colar y volver a pasar la mezcla al cazo donde habíamos hervido la leche, a fuego lento  y sin dejar de remover  hasta que espese ligeramente. NO debemos hervir la crema o es posible que se nos corte!

    Fundimos el chocolate blanco en el microondas o al baño maría.

    Con la crema aún caliente añadimos la gelatina y mezclamos hasta que se disuelva por completo, agregamos también el chocolate blanco fundido y mezclamos bien.

    Mientras la crema se templa un poquito montaremos la nata, no tiene tampoco que estar muy compacta, basta con que esté bien montada. 

    Añadimos la nata a la crema con movimientos envolventes para incorporarla bien a la mezcla, sin que queden grumos.

  • Montar la tarta:
    En el mismo molde que hemos usado para hornear el bizcocho, una vez lavado volveremos a colocar la base de bizcocho y la cubriremos con dulce de leche.

    Vertemos la crema de la mousse en el molde, alisamos la superficie y decoramos a nuestro gusto con dulce de leche. 

    Refrigeramos unas 6 horas antes de desmoldar y.... lista para disfrutar!



Seguro que esta tarta os encantará y podéis hacer las combinaciones y variaciones que más os gusten^^



Un abrazo enorme!




lunes, 15 de julio de 2013

Pera y Queso: Combinaciones que triunfan.


Con este calor la verdad que solo apetecen cosas fresquitas y la fruta siempre nos da ese toque refrescante inigualable. 

Esta vez me decidí por un bizcocho ligero de pera y almendra con aceite de oliva suave, combinado con frosting de queso crema y pera  en su jugo. El resultado fue una receta con un sabor muy natural y nada pesada. 





Ingredientes: (Para 6 -8 porciones)
  • Para el bizcocho: 
    75g azúcar blanquilla
    75g azúcar moreno
    85g de aceite de oliva suave (o girasol)
    2 huevos
    100g harina
    1/2 cucharada de levadura
    100g pera rallada, corte grueso.
    30g  almendra molida.

  • Para la cobertura de queso:
    75g mantequilla a temperatura abiente
    100g azúcar glass
    200g de queso crema (tipo Philadelphia)

  • Para la decoración:
    Una lata de pera en su jugo (2 peras cortadas en tercios)
    Almendra laminada tostada
    Salsa toffee




Elaboración:
  • Para el bizcocho:
    Preparar el molde que vayamos a usar, untándolo con mantequilla y enharinandolo. En este caso yo usé un molde semicilíndrico alargado, pero vale un molde redondo de unos 18 cm o uno de una medida similar con otra forma.
    Precalentar el horno a 160ºC.Batir el aceite con los azúcares, agregar los huevos y batir hasta que monten. Añadir la harina con la levadura (tamizadas) y la almendra. Mezclar hasta que esté todo integrado y finalmente incorporar la pera rallada. Pasar la mezcla al molde y hornear unos 30 minutos aproximadamente, o hasta que el bizcocho esté dorado y al pincharlo con un palillo este salga limpio.
  • Para la cobertura: 
    Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla pomada y homogénea.
    Agregar el queso crema y batir hasta que esté todo integrado y sin grumos.
  • Para la decoración:
    Decorar la superficie del bizcocho con la crema de queso (podemos usar una manga pastelera o bien con una espátula), distribuir a nuestro gusto la pera y  la almendra tostada. Finalmente decorar con la salsa de toffee y... listo para comer!



Espero que este fantástico bizcocho guste en vuestras casas tanto como ha gustado a los mios!^^


Un abrazo!!!

viernes, 5 de julio de 2013

1000 seguidores y mil gracias.

La semana pasada llegamos a los 1000 seguidores en facebook y casi 41.000 visitas en el blog!

Para daros las gracias por todo el apoyo  y calor que me habéis dado, durante este año repleto de experiencias reposteras, preparé una tarta especial que poder compartir con vosotros y espero que os guste tanto como a mi!



Pues bien esta es una receta made in Duliciosamente, una idea distinta  pero con un resultado genial. Esta tarta no tiene ingredientes raros, ni colorantes ni nada que no podáis comprar en cualquier super y no tiene dificultad alguna más que la de montar la tarta.

Así que os animo a hacer en casa esta tarta de cookies americanas y vainilla que conquistará incluso a los más quisquillosos!


Ingredientes (para una tarta de 15cm/d)
  • Para los bizcochos:
    125g mantequilla
    125g azúcar blanquilla
    2 huevos
    170g harina
    1 cucharadita y 1/2 de levadura
    1 cucharada de cacao soluble (tipo colacao)
    1 yogur (griego en mi caso)
    1cucharada de leche.
    1 cucharadita y 1/2 de vainilla
    80g galletas cookies troceadas
    Salsa toffee  (receta)
  • Para el buttercream del relleno y la cobertura:
    125g de mantequilla
    125g de azúcar glas
    2 cucharadas de nata
    10 galletas María
    2 galletas cookies
  • Para el buttercream de los adornos: 
    50 g mantequilla
    75g azúcar glass
    75g de chocolate negro fundido y templado
    1 cucharadita de nata
    1/2 cucharadita de vainilla


Elaboración:
  • Para los bizcochos:
    Trocear las cookies (en trozos no muy pequeños) y bañarlas en salsa toffee, escurrir y dejar sobre un papel de horno separadas entre si. Reservar en la nevera.

    Precalentar el horno a 160º C y enharinar los moldes que vayamos a usar.

    Batir la mantequilla con el azúcar cuando estén pomadas añadir los huevos uno a uno y mezclar hasta que se integren.
    En un bol tamizar la harina, la levadura y el cacao.  Incorporar parte de estos ingredientes a la mezcla anterior. 
    Agregar el yogur y la vainilla, el resto de los ingredientes secos y la leche. 
    Sacar de la nevera las galletas y mezclar con la masa para que queden distribuidas por toda la masa.

    Repartir la masa en dos moldes del mismo tamaño (o  lo haremos en dos tandas de horneado si no contamos con dos moldes iguales) y hornear durante aproximadamente 40 minutos, o hasta que el bizcocho esté dorado y al pincharlo con un palillo este salga limpio. 

    Dejar enfriar 10 minutos en el molde y luego pasarlos a una rejilla para que se enfríen por completo.
  • Para la buttercream del relleno y cobertura: 
    En la picadora moler las galletas (María y Cookies) hasta que sean casi polvo, reservar.

    En la batidora mezclar la mantequilla con el azúcar glas, batir a velocidad baja 2 minutos, agregar la nata y batir a velocidad alta 1 minuto más, luego bajar la potencia y agregar poco a poco las galletas molidas a la mezcla hasta que estén totalmente incorporadas.

    Rellenamos nuestro bizcocho con la buttercream y cubrimos toda la superficie con la ayuda de una espátula. No importa que no quede perfecto! pensad que tiene trocitos de galleta que hacen difícil que la cobertura nos quede lisa. 
  • Para los adornos de buttercream:
    Mezclar la mantequilla, el azúcar, la vainilla y la nata batir a velocidad alta  y luego incorporar poco a poco el chocolate hasta que esté integrado.
    Decorar la tarta con la ayuda de una manga pastelera. 


Puede parecer una receta muy larga, pero pese a tener muchos ingredientes no es compleja para nada y el resultado es maravilloso! os aseguro que os encantará!




En la próxima entrada os traigo las bases del sorteo y espero que pueda enseñaros todo el lote completo del sorteo, aún me faltan algunas cosillas.


Un abrazo!!!