jueves, 14 de agosto de 2014

Calabacines por todas partes.

Muy buenas,
Espero que estéis disfrutando del veranito en la medida de lo posible, y no hay buen verano sin unos buenos calabacines. Como en el huerto de mi padre hay exceso de calabacines ya se las ingenian todas: Salmorejo con calabacín, tortillas, pistos, conservas, purés... y todo lo que podáis imaginar.  Y yo, pues hago tartas de calabacín, que es lo que os traigo hoy.

Esta receta está basada en una de Hummingbird Bakery, aunque con algunos cambios, sobretodo por lo que respecta al relleno y cobertura. Pero puedo garantizar que estaba espectacular. 







Ingredientes: (Para una tarta de unas 10 porciones: moldes de 18cm) 
  • Para el bizcocho:
    3 huevos grandes
    300ml de aceite de oliva suave (o girasol)
    300g de azúcar moreno
    1 cucharadita de vainilla
    300g de harina
    1 cucharadita de levadura
    1 cucharadita de bicarbonato sódico
    2 cucharaditas de canela en polvo
    1/2 cucharadita de nuez moscada
    300g de calabacin rallado grueso
    100g de nueces crudas picadas.
  • Para el almibar: 
    100g de azúcar
    80g de agua
    3 cucharadas de moscatel
  • Para la cobertura y relleno:
    300g de queso crema
    150g de mantequilla pomada
    200g de azúcar glas
    2 cucharadas de jarabe de arce.
  • Decoración:
    8-10 mitades de nuez*
    Canela en polvo

    *Garrapiñar las nueces: 
    120g azúcar
    2 cucharadas de agua
    1 cucharadita de vainilla.



Elaboración:
  • Para el bizcocho:
    Precalentar el horno a 170ºC y preparar los moldes que vayamos a usar. En mi caso dos moldes de 18cm a los que luego corté las barrigas. La masa da para tres moldes bajitos de 18cm.
    En la batidora batimos los huevos con el azúcar, la vainilla y el aceite hasta que todo esté bien integrado.
    Seguidamente incorporamos poco a poco el resto de ingredientes secos: la harina con la levadura y el bicarbonato, la canela y la nuez moscada, todo ello previamente tamizado.
    Por último cuando tengamos una masa homogénea añadimos el calabacín rallado y las nueces picadas.
    Repartimos la masa en los moldes en partes iguales y horneamos entre 35-40 minutos, dependiendo de nuestro horno. Lo ideal es que cuando se vea hecho y ligeramente dorado lo pinchemos con un palillo, si este sale limpio lo podemos sacar. Dejamos enfriar completamente los bizcochos sobre una rejilla.
  • Para el almíbar:  
    Ponemos todos los ingredientes en un cazo y calentamos hasta obtener un almíbar ligero. Luego pintamos los bizcochos con él.
  • Para la cobertura y relleno:
    Batimos la mantequilla con el azúcar glas hasta tener una mezcla pomada sin grumos. Agregamos el queso y añadimos el jarabe de arce, el resultado debe ser una crema consistente.
    Rellenamos pues nuestra tarta con la crema de queso y luego la cubrimos con la ayuda de una espátula.
  • Para decorar: 
    Decoramos con la misma espátula la superficie de nuestra tarta, o con una manga pastelera, como más nos guste.
    Luego espolvoreamos con canela el pastel y le colocamos las medias nueces*.

    *Garrapiñar las nueces:

    Hacemos un caramelo dorado con el azúcar, el agua y la vainilla. Una vez lo tengamos introducimos las medias nueces y las removemos hasta que estén cubiertas de caramelo, luego las ponemos a enfriar (con mucho cuidado) sobre un papel de horno.

Y este es el corte. La foto no es muy buena, pero se ve el resultado, y es lo que cuenta.

Dicho esto os animo a probar esta magnifica y deliciosa tarta, sobretodo si os gusta la de zanahoria os gustará esta, os lo garantizo.


Espero que os guste, un abrazo y hasta pronto!