martes, 10 de marzo de 2015

Esperando a la Primavera.

Parece que ya asoman los primeros días cálidos del año. A mi me encanta el invierno pero, no sé vosotros, yo tengo ganas de primavera. Creo que ahora llega lo mejor de la primavera, cuando comienzan los cambios... empiezan a brotar las hojas y las flores, los días son más largos e incluso el aire huele distinto. Ciertamente los cambios de estación siempre me parecieron fascinantes. 

Para mi cumpleaños me regalaron un bote de pasta Home Chef de mora, que por cierto tiene un sabor espectacular, como casi todo lo de esta marca. Así que tenía que probarla y para ello quise hacer unos pastelitos "individuales". Entrecomillo individuales porque como solo eramos tres, eran como para comer hasta reventar, ya que las cantidades están ingeniadas para cuatro personas.  Y aunque no es tiempo de moras, quise darles una decoración primaveral que imitara las flores de las zarzamoras. 




Estos pastelillos están hechos con un bizcocho de almendras muy sencillo y riquísimo y rellenos de crema de queso y moras. El sabor del relleno era genial, nos recordó a los petit suisse de cuando eramos pequeños :D






Ingredientes: (Para cuatro pastelitos individuales.) 

  • Para el bizcocho: 
    3 huevos
    120g de azúcar
    50g de harina
    50g de almendra molida (harina de almendra)

  • Para el relleno y cobertura:
    200g de queso crema
    100g de mantequilla
    150g de azúcar
    2 cucharaditas de pasta de moras (Se le puede poner puré de moras frescas, pero más cantidad)

  • Para la decoración:
    Chocolate blanco rallado.
    Moras, flores de azúcar u otro adorno comestible.




Elaboración: 
  • Para el bizcocho:
    Precalentamos el horno a 170ºC y preparamos una bandeja de horno (o una fuente cuadrada grande apta para el horno) con papel para hornear. 
    Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y dupliquen su tamaño. Agregamos las harinas tamizadas y mezclamos bien. 
    Vertemos la masa sobre el papel de hornear y distribuimos uniformemente por toda la superficie. 
    Horneamos 10-15 minutos, el bizcocho debe de haber subido un poquito y debe estar ligeramente dorado por encima. Comprobamos la cocción con un palillo, si sale limpio ya podemos sacarlo del horno y dejarlo enfriar.

  • Para el relleno y la cobertura:
    Cuando el bizcocho esté frío prepararemos la crema de moras.
    Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema esponjosa, incorporamos el queso y montamos. Finalmente agregamos la pasta de mora (o las moras troceadas) y batimos hasta obtener una crema homogénea.


  •  Montar los pastelitos:
    Para cortar nuestros pastelitos hay dos opciones:
    A) Con un cortapastas de la forma que más nos guste cortamos el bizcocho. Para cuatro pastelitos de tres pisos necesitamos 12 secciones de bizcocho iguales. 
    Una vez cortado el bizcocho en tantas partes como queramos  consiste en rellenar y cubrir las bases de bizcocho con nuestra crema de moras, ya sea con manga o con una espátula.
    Cuando tengamos el pastel bien relleno y cubierto lo decoraremos con el chocolate, o como más nos guste.
    B) Primero de todo debemos eliminar los bordes de la plancha que hayan quedado imperfectos, igualar el bizcocho de todos los lados. Después cortamos nuestra plancha de bizcocho en 3 rectángulos alargados iguales (deben ser idénticos) para obtener los tres pisos de bizcocho.
    Rellenamos cubrimos el primer rectángulo con la crema de moras (con manga o espátula), una segunda capa encima, rellenamos y así hasta la tercera. 
    Cuando tengamos nuestro pastel alargado relleno y cubierto solo debemos dividirlo en 4 partes iguales para obtener así los pastelitos individuales.
    Finalmente decoramos  como más nos guste. 
Como veis yo monté los pastelitos como os explico en la opción A, pero el resultado no es perfecto, quedan irregulares y es difícil cuadrar los bizcochos. Así pues, yo os recomiendo la opción B, es más rápido, se aprovecha mejor el bizcocho  y quedará mucho mejor, la única pega es que no podréis jugar con las formas ya que serán cuadrados.  




Finalmente solo nos queda emplatar y disfrutarlos en buena compañía. Están riquísimos!

Espero que probéis a hacerlos en casa. No os decepcionarán, son tan suaves y cremosos que gustarán hasta a los más pequeños. 


Nos vemos pronto! 
Abrazos.

4 comentarios:

  1. Leticia Morte10/3/15 22:09

    Tiene una pintaza increíble, debían estar genial. Habrá que probarlo, aunque en mi caso cambiaré las almendras molidas, que soy alérgica. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto tiempo Leticia!
      Puedes hacerlo cambiando la almendra por otro fruto seco, o bien poniendo 100g de harina y un poco de esencia de vainilla, ralladura de limón, etc.
      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Que buena pinta tieneeeeee !! y que bien presentadito esta Ireth que bello bocadito !! me gusta mucho sobre todo las moras me encantannnnnnnn y son muy difíciles de ver en Valencia a ver si este año las busco mejor un besete y buenos postres !!
    milicocinillas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte y comentar Mili!
      Yo las recojo a finales de verano silvestres y congelo todas las que puedo, comprarlas es un disparate de lo caras que son y hay muy poquitos días en el mercado.
      Un abrazo!!

      Eliminar