lunes, 19 de diciembre de 2016

Tarta Ferrero, un cumpleaños chocolateado.

¡Muy buenas!


Hacía un montón que no publicaba nada en el blog, últimamente no he tenido mucho tiempo para dedicarme a ello aunque he estado receteando, como siempre. 

Así que aprovechando el reciente cumpleaños de mi madre os traigo una tarta súper fácil y rica, ideal para ocasiones especiales. 































Ella es muy fan de la marca Ferrero, en especial de la Nutella y los bombones  Ferrero Rocher, por ese motivo hice esta tarta tan chocolateada.  La base es un bizcocho súper esponjoso y jugoso de vainilla, relleno y cubierto de ganache de Nutella y decorado con bombones y chocolates varios. 

No me enrollo más y os dejo con la receta. 







Ingredientes: (Para un molde profundo de  16cm de diàmetro)

  • Para el bizcocho de vainilla: 
    220g azúcar
    2 huevos grandes
    150ml de aceite de girasol.
    2 cucharaditas de pasta de vainilla (o extracto)
    120ml de leche
    200g de harina
    2 cucharaditas de levadura
  • Para el ganache de Nutella:
    250g de nata para montar
    100g de chocolate negro especial postres
    175g de Nutella

  • Para la decoración: 
    Bombones Ferrero al gusto.
    3 paquetes de Mikado.


Elaboración:

  • Para el bizcocho de vainilla:
    Preparamos nuestro molde, lo engrasamos o forramos con papel vegetal.
    Precalentamos el horno a 170ºC.

    En la batidora, con las varillas, montamos los huevos con el azúcar y la vainilla hasta que blanqueen y doblen su tamaño.
    Cambiamos a la herramienta de pala (si tenemos) y añadimos el aceite poco a poco, la harina con la levadura (tamizadas) y finalmente la leche. Integramos todo bien y pasamos al molde.

    Horneamos unos 45 minutos, puede que sea más, o menos, dependiendo de vuestro horno. Cuando el bizcocho haya subido, esté dorado y al pincharlo con un palillo este salga limpio, es que está listo.

    Dejamos enfriar en el molde 5 minutos, luego desmoldamos y dejamos que enfríe por completo sobre una rejilla.

    Una vez frío cortamos con una lira o cuchillo para hacer tres capas.


  • Para el ganache de Nutella: 
    En un bol troceamos el chocolate y lo reservamos.

    Ponemos a calentar la nata en un cazo, cuando arranque a hervir la vertemos sobre el chocolate y removemos hasta que esté completamente disuelto. Incorporamos la Nutella y removemos, podemos agregar más nutella si queremos, cuchara a cucharada para no pasarnos.

    Dejamos enfriar a temperatura ambiente unos 30 minutos, luego pasamos a la nevera mínimo 3 horas, aunque yo os aconsejo que lo dejéis refrigerar tapado toda la noche.

    Una vez frío pasamos la crema a la batidora y la montamos con las varillas, veréis que en cuestión de un minuto tenéis una trufa riquísima con sabor a Nutella.



  • Montar y decorar la tarta: 
    Rellenamos nuestra tarta con el ganache de Nutella y cubrimos la superficie y laterales con la ayuda de una espátula.

    Cubrimos los laterales con los Mikado* (o cualquier otra chocolatina que nos guste, Kit-kat, neulas o barquillos bañados en chocolate, lenguas de gato...) y decoramos la superficie con los nuestros bombones preferidos de avellana.

    *De los Mikado yo corté la parte que no está bañada en chocolate, para que quedase más estético. 



Y esto es todo, también podéis hacer el bizcocho con una parte de harina de avellana, o añadirle pedacitos de avellana tostada a la masa.  ¡Eso ya a vuestro gusto!


Espero que os haya gustado, espero poder traer pronto nuevas recetas.


¡Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada